Print

Enfermedades de transmisión sexual

Aprende cómo protegerte contra las ETS Las ETS son infecciones transmitidas a través del contacto sexual vaginal, anal y oral. Estas infecciones pueden ser bacterianas, virales, o parasitarias. Algunas ETS son transmitidas también por contacto con sangre infectada (VIH y hepatitis B)

Hay diferentes tipos de ETS
Existen tres tipos diferentes de ETS: bacterianas, virales o parasitarias.

  • ETS bacterianas generalmente pueden ser curadas con antibióticos. Sin embargo, muchas de estas enfermedades no presentan síntomas y la mayoría de las personas no saben que están contagiados(as). Si estas enfermedades no son tratadas pueden causar más complicaciones incluyendo la infertilidad y la enfermedad pélvica inflamatoria (EIP) (EPI o PID por sus siglas en inglés). Las ETS bacterianas comunes son la clamidia, la gonorrea y la sífilis. La trichomonas es otra ETS muy común causada por protozoos que también puede ser tratada con medicamentos.
  • Las ETS virales no tienen cura pero existen tratamientos para aliviar sus síntomas. Algunas ETS virales, como el virus de papiloma humano, pueden desaparecer solas. Las ETS virales comunes incluyen el VIH, el herpes genital, el virus de papiloma humano, la hepatitis B y la hepatitis C. Hay vacunas para prevenir el virus de papiloma humano (VPH o HPV por sus siglas en inglés) y la hepatitis B.
  • Las ETS parasitarias se pueden tratar con medicamentos y cremas. Ejemplos más comunes incluyen la sarna y el piojo del pubis.

Las ETS son comunes en los Estados Unidos

  • Los Estados Unidos tiene los niveles más altos de ETS del mundo industrializado, con aproximadamente 19 millones de nuevas infecciones que ocurren cada año.
  • Más de la mitad de los estadounidenses contraerán una ETS durante su vida
  • La clamidia es la enfermedad mas comúnmente informada en los Estados Unidos.
  • La juventud sexualmente activa (15 a 24 años de edad) tienen los niveles más altos de ETS en los Estados Unidos comparado a los otros grupos de edad.
  • Los grupos de minoría racial y étnica tienen niveles desproporcionadamente más altos de ETS.

Es importante prevenirlas

  • Aunque muchas de las ETS pueden ser tratadas con medicamentos, las consecuencias de las ETS no tratadas pueden incluir: infertilidad, complicaciones del embarazo, cáncer del cuello uterino, enfermedades del hígado, enfermedad inflamatoria pélvica (EPI o PID por sus siglas en inglés), defectos congénitos y un aumento en el riesgo de transmisión del VIH.
  • La única manera 100% efectiva de prevenir la transmisión de ETS es la abstinencia sexual (no tener relaciones sexuales).
  • Para las personas sexualmente activas, el correcto y consistente uso de condones de látex o poliuretano para el hombre es muy efectivo en la prevención de muchas ETS. También existen otros métodos para prevenir estas enfermedades.

Mantenga una vida saludable

  • Manténgase al tanto de cómo prevenir las ETS
  • Siga los consejos de su médico o profesional de la salud

Para más información: